Laura Jennifer Angulo Quintana
Laura Devos

Inicio manifestándote mi gratitud por estar aquí, por leerme y por recorrer la orquídea rosa y amarilla que emerge del tintero marino y que se posa en un vientre de tierra y raíces iluminando palabras escritas. 

Siete veces Siete” es un nombre concebido a finales del año 2017. Es un nombre que emergió con el anhelo de publicar en soporte electrónico una compilación de escritos de mi autoría. En este hoy, “Siete veces Siete” es:

  • La “biblioteca de mis textos” organizada en torno a diferentes elementos de la naturaleza que portan un tema: YO SOY ESCRITO
  • La propuesta de tres plumas para escribir junto a ti o para ti desde el “fuego, el agua o el incienso”: YO SOY PLUMAS
  • Los encuentros artísticos generados por la escritura en pétalos y mariposas, así como las resonancias en amapola silvestre: YO SOY ENCUENTROS

Siete veces Siete” es una ofrenda dulce y corajuda para Gabriela, mi hija, y para todos los que, como tú, deciden adentrarse en este universo.

Siete veces Siete” es un camino, no un punto de llegada, es un proceso, no un resultado. Es el bebé que me permite ser mamá de mí misma y que seguirá evolucionando más allá de las etapas de su embarazo y su post-parto.   

Gracias a ti: hija, esposo, familia, amiga, amigo, terapeuta, conocido, por creer y desplegar junto a mí la luz única y la magia sublime de “Siete veces Siete”.

Yo soy siete

“El yo, a nadie le importa”, afirmaba un profesor en la casa de poesía Silva de Bogotá. Es cierto. El “yo” ligado al ego, la individualidad y la auto glorificación es un “yo” inútil y perjudicial.

El pote floral y de plumas de “Siete veces Siete”, eleva el “yo” que quiebra el tintero reconociendo la verdad que se proclama en público. Es el “yo” auténtico, puro, nítido, el “yo” con raíces ventrales de alteridad.

Es el “yo” de “l’autolouange” que me permitió descubrir la escritora Charlotte Jousseaume en el “taller azul” de Paris. Un “Yo soy” declamado ante una Asamblea en la que primero me auto reconozco para luego alabar el otro y el todo.

“Yo soy siete” y “yo” para exponerte mis vivencias alegres, mis silencios lúcidos, mis dolores reposados. Ahora escuchas mi voz y formas parte de la Asamblea, de ese grupo que recibe mi despojo melódico de sinceridad íntima.

“Yo soy siete” es el velo de siete arcángeles, la manta de siete sacramentos, la esperanza de los siete días de la semana, la valentía de las siete notas musicales, la maternidad de los siete colores del arco iris.

“Yo soy siete” es la honra a la escritura y a los siete minutos que me prometí entregar diariamente con disciplina amorosa para ejercer mi misión Sagrada.

“Yo soy siete” es un borrador para las líneas ligeras que se sabían exquisitas y veraces.   

Yo soy: Laura Jennifer Angulo Quintana.

Yo soy: Laura Devos.

Hace poco, escuché a una escritora canadiense que hablaba de lo extraordinario que es cambiar de identidad. Pensé en mi esposo que tuvo el coraje de dejar su trabajo y más que eso de enfrentar “le regard des autres” para dedicarse completamente al piano. Pensé en muchos ejemplos…

Y al final me pensé también y encontré muy acertadas las palabras de la escritora.  En mi caso, vivo desde que lo acepté con amor, la fusión permanente de mis raíces colombianas que se extendieron en Francia.

Yo soy entonces la mezcla de linajes y a la vez la creación de una poción mágica que a sus diez meses dio sus tres primeros pasos. Yo soy ascendencia de Santanderes y Tolimas y descendencia de la Costa de Opalo y de la Isla de Francia.

Yo soy en el binomio de dos identidades: hija y esposa, hermana y mamá, tía y cuñada, amie y amiga, la búsqueda del respeto perpetuo a mi sensibilidad que reconoce la escritura como la terapia serena e intensa para mi sanación.

Mi gratitud profunda al círculo, triángulo, rombo y dodecaedro de familia y amigos que me acompañan en mi camino.

Mi formación

Mi formación se teje de diversos talleres de escritura, específicamente de poesía, de “escritura creativa” y de “autolouange”, tomados en Colombia y en Francia. Un espacio en donde la tinta de mis emociones encontró raíces, tronco, ramas, flores, frutos. Un grupo de intercambios sagrado. Una palabra dulce para las lágrimas que llegaron. Una verdad, una terapia, un aliento, una alerta para abrazar sin prisa y con fuerza la vida de escritora como misión divina.

Mi formación emerge igualmente del campo jurídico: con el ejercicio de mi profesión de abogada francesa en el campo humanitario, con la referencia al marco cartesiano que inicié en Bogotá, con la definición de lo justo a nivel legal y con el valor y respeto de la opinión contraria.

Mi escritorio

Mi universo escritor se compone de un elegante escritorio pintado de color verde pino en forma de trazos marinos. En él, hay estatuitas e imágenes de algunos seres celestiales vestidos con hilos y fajones dorados, mantos azules, túnicas blancas. Son seres que sujetan la suavidad y la firmeza de la oración meditativa con la que me gusta iniciar cada momento de escritura.

Mi escritorio es un lugar en el que siempre al instalarme le he esparcido agua de rosas y alumbrado una vela. En mi escritorio la tinta corre en mis múltiples cuadernos o en el teclado, con las pausas de esferos emocionados, con la pincelada colorida del lápiz, con la amistad y bravuras de la tecnología.

Es un rincón de vigilia y aurora en donde se mueven mis manos y se unen también al son de la meditación.

“El post-parto” de Siete veces Siete

Mi deseo profundo es que Siete veces Siete multiplique a través del tiempo la vida de « YO SOY ESCRITO », « YO SOY PLUMAS » y « YO SOY ENCUENTROS». Deseo luego de este bello parto público, continuar cosiendo el libro de la “Historia cruzada de mis dos abuelas maternas”.

No dudes en contactarme para crear junto a mí o para que yo cree para ti una pluma de agua, fuego o incienso.

Te invito a que nos encontremos y que unamos en algodón y acero la escritura con cualquier otra via de expresion artística.

Sobre la forma del sitio web Siete veces Siete…

Es importante para mi, contarte que:

  • Las ilustraciones de “Siete veces Siete”, han sido creadas por mi amiga y artista Priscilla Moore: https://priscilla-moore.com/. Gracias Pris por haber entrado en sintonía con mis anhelos!
  • La forma y arreglos del sitio web han sido trabajo de Barthélemy. Merci Bartolomeo!